YEBRA EN ALMíBAR

mayo 13, 2010 at 3:35 pm (Uncategorized)

“The one who returns from a journey is not the same as the one who left”

No sé si La Discreta se planteó alguna vez, además de la evidente repercusión en la editorial y en la difusión de su trabajo, los efectos secundarios que estas giras intercontinentales podían provocar en su troupe.

Una troupe que a lo largo de esta última cruzada, se ha vestido con el paso ligero de Noemí cada mañana hacia la playa, con la férrea esperanza de Juan ante los imprevistos y con las interminables variaciones de Pedro, como técnica compositiva innata. Con el revoloteo sutil de Blas y la indiscutible verdad del corazón de Chuchi. Una troupe  que lejos de ser arrasada por el anunciado huracán Fajardo, lo recibió transformado en brisa refrescante cargada de luz. Una troupe que acogió al nada silente Santiago durante unos días, para disfrutar de su abanico infinito de palabras certeras.      

Desde mi puesto, detrás del micro, he observado, sentido, padecido y celebrado cada día con la responsabilidad y el privilegio de prestarle mi voz a Julia (y a Mir, y a Cervantes, y al Silente…) ante públicos dispersos, entregados, ausentes, familiares, generosos, desconocidos, internautas, radiofónicos, tardíos…  

Y he comprendido, ahora lo sé, que sólo cuando canto pertenezco a todo esto. Pero siempre con la fortuna de ser la encargada, junto a los recitadores, de hacer llegar palabras hermosas y mensajes directos, deletrear verdades y dibujar sentimientos universales que a nadie dejan inmune, y mucho menos a mí. Cada concierto una catarsis, una terapia gratuita para el alma…

Por eso, envuelta otra vez en la rutina y sin turquesas, ya no puedo ser la misma. Porque  cierro los ojos y aún saboreo el inolvidable son&ron con los Bonyé  o el recuerdo amable de aquellos que durante el recorrido me regalaron espacio y tiempo para compartir la energía. 

A todos, gracias.         

Permalink 4 comentarios

Fundación Nacional para la Cultura Popular

mayo 9, 2010 at 9:08 pm (Uncategorized)

Imágenes tomadas durante la primera actuación en la Fundación Nacional para la Cultura Popular en el viejo San Juan el miércoles 5 de mayo.

Permalink Dejar un comentario

Ron manager o la otra cara de una intensa gira…

mayo 9, 2010 at 8:32 pm (Uncategorized)

Aterriza,  un celular, coordina transporte, desesperate con los Apollo taxis, reune al grupo, despierta a los remolones, consigue agua, donde está Chuchi, localiza el lugar del concierto, que falta, falta todo, de donde saco una batería, imprime los programas, carga la maleta, lleva los discos, los libros, copia una partitura, actualiza el blog, haz fotos, monta la cámara de video, quita el cabezón del objetivo, sonrie, habla con el policía evangelista, cuanto cuesta un taxi del hotel a la feria del libro, siempre nos cobran de más, discute, peléate, grita, dame una factura, gestiona el fondo común, prestamos a bajo interés, reúnete con la administrativa del Centro de Cultura Española, gracias Reina eres idem, baja el aire acondicionado, sube el aire acondicionado, quita la bachata, la Presidente está caliente…

Somos seis, somos diez, somos catorce, nos quedamos siete, quiero ir al baño, tengo hambre, toma una tirita, me duele la cabeza, la comida por favor que tenemos prisa, prostitutas desde treinta dolares, la viuda, no compramos más artesanía, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207, Padre Billini 207…. Pedro Enriquez Ureña, Plaza de la Cultura, Feria del libro la puerta frente a la maternidad, Pedro Enriquez Ureña, Plaza de la Cultura, Feria del libro la puerta frente a la maternidad,Pedro Enriquez Ureña, Plaza de la Cultura, Feria del libro la puerta frente a la maternidad,Pedro Enriquez Ureña, Plaza de la Cultura, Feria del libro la puerta frente a la maternidad…siempre en tres minutos.

Autos locos, una manzana marcha atrás, frenazo, derrape y seguimos. Recordatorio nunca lleves el brazo apoyado en la ventanilla, el retrovisor salió volando, el cristal está reventado.  Azali, Ricardo, Duvall, Cristina, Paloma… gracias Nica por señalarnos el camino nocturno por el Santo Domingo colonial, la Duarte, la 19 de marzo, Isabel La catolica, el Conde, siempre Padre Billini principio y fin. Felix y sus explicaciones sobre el beisbol, las haitianas que nos preparan el desayuno fieles seguidoras de Lafargue y a mucha honra.

Jugo o agua amenaza la azafata, los mosquitos que viven en el computador, Ainhona relamida, el mango, el jacuzzi. Gracias  Vanessa, Andrés, África, Aimara, Xiomara sin vosotros Puerto Rico hubiese sido solo puerto.

Jueves 6 de mayo, 8.30 am. Llamada de Betsabe, Festival de la Palabra. Lo tenemos todo solo faltan los intrumentos…pánico. A la huelga en Río Piedras, Paco Ignacio Taibo II, Giocanda Belli, Hermes y los raperos de la poesía, el tipo de la lucha libre, San Juan y la busqueda de tabaco, Presidente vs Medalla, DonQ, Barrilito, Mamajuana, anis, los punkis fresones, lluvia y calor, Piñones y su batalla contra las megaurbanizaciones, ese pinchito en la muralla que me regaló Fer, momento de placer, sonrisa perenne. El son, las caderas y los pasos precisos de la diversión, ron 130 pesos, ese es el lugar, mofongo de camarones y todo a la criolla, gandules y pastelón de yuca, tostones, habichuelas, mero, lambí, picapollo chino, el pulpo que se movía en el plato.

Los españoles esos del bar ese en la calle aquella a las tantas y de aquella manera, acompañados de Domingo que trabajaba en la china y ahora lava carros. La propaganda de la Unión Europea en su pabellón invitando a los dominicanos al paraiso para luego ser rechazados en sus fronteras, las absurdas campañas contra la piratería en un lugar donde el libro es una artículo de lujo, los repugnantes stands de las doscientas sectas perpetuadoras de la miseria espiritual y material, incluidos todos los ministerios y por supuesto el del terror que embellece a jovencitos con  uniformes que no camuflan la peste.

Hay un pais en el mundo cuyo azul es quimérica mentira, miseria de resorts y Barceló, pederestas sostiene economías, vómito de los excedentes de Potosí. Colón iluso ahí te dejo mi recuerdo, saludos a tu brazo extendido que provocó la sombra de la destrucción. Dulzura taina preñada de viruela y dolor.

Y pesar de esto, la sonrisa flamante de los pueblos de América. Cariño fraternal y máximo respecto.

Cuidado

cuidado con el cuidado

cuidado con América Latina

B.

Gracias a la Discreta Academia y a la Troupe de Trapo por invitarme a compartir esta  intensa experiencia.

Permalink 4 comentarios

Concierto en el Festival de la Palabra

mayo 9, 2010 at 6:47 pm (Uncategorized)

Permalink 1 comentario

A vueltas con el jet-lag

mayo 9, 2010 at 5:58 pm (Uncategorized)

Con el cuerpo en la peninsula y la mente en el Caribe vamos a ir subiendo algunos documentos que complementen las experiencias vividas en estos días.

Aquí os dejo la intervención completa de la Discreta Academia en Radio Huelga en apoyo a la movilización estudiantil con las que nos topamos durante nuestra estancia en Puerto Rico y que tiene a todos los recientos univiersitarios y al país revolucionado.

Permalink Dejar un comentario

MOMENTOS

mayo 8, 2010 at 4:29 pm (Uncategorized)

En la escala dominicana, una mañanita entre que llegamos de San Juan y cogemos el avión para Madrid, en unas horas, mientras Mónica se ha ido a comprar una guira (con diéresis) y los demás duermen, y tras haber rematado con Blas  unas ventas de libros de Pedro Mir y arreglado la cuestón de los dineros y el stock, recapitulo brevemente algunos momentos.

Momentos sublimes: los dos encuentros con Doña Carmina, especialmente el del día de su cumpleaños; la actuación con los Bonyé; los dos días de viaje y de playa en Samaná, y especialmente la excursión de Playa Bonita a Playa Cosón y la comida en el restaurante de Luis; los dos conciertos en la Fundación Naional para la Cultura Popular, con sus respectivos postconciertos con los amigos borinqueños; las dos horas de programa en Radio Huelga de la Iupi, la fiesta callejera y popular de Andy Montañés en el barrio de Trestalleres.

Momentos muy agradables: las conversaciones con Ana sobre Mir y otras cosas; las comidas en La Mimosa; las tres cenas en la terraza a orillas del mar, y la cena en el Mesón de Bari con Awilda, Gladys y Arnaldo; los días de playa en Juan Dolio y en Guayacanes;  la conferencia de Santiago y su recital del día siguiente; las tres mañanas de playa en San Juan; la comida en casa de Virginia; la comida en La Casita Blanca; el concierto en el cuartel de Ballajá.

Momentos difíciles: el frustrado concierto en la UASD, los dos conciertos de Julia y Mir en la Feria del libro; el viaje madrugador de Santo Domingo a San Juan; la noche del aire acondicionado a lo bestia en la residencia de la USC.

No todo se refleja en momentos. Para mí ha sido vital la presencia de Mar, María y Fer, el compartir con ellos tantos días entrañables, tantas risas, tantas conversaciones, las aventuras de la gira. Que Fer haya venido a San Juan no lo olvidaré nunca (aunque me siento en deuda porque no tuve fuerzas para acompañarle en su visita al Viejo San Juan). También el reencuentro con tantos amigos puertorriqueños, y el haber hecho amigos nuevos dominicanos. Yquiero destacar la gran humanidad de Chuchi, su ingenio y su generosidad. Y el saber estar de Blas, siempre a tiempo y en el sitio adecuado. Mónica tuvo momentos impactantes, como cuando cantó Olas y arenas ayer. Superó las dificultades acústicas y organizativas con gran empaque, y lo mismo Pedro, quien pasó medio viaje bregando con problemas estomacales, y aun así tocó como los ángeles. De Noemi nada digo, porque hablar de ella es como hablar de mí mismo.

Termina una gira dura, objetivamente más dura y difícil que la del año pasado. Más larga. Más cansada. Pero también llena de momentos hermosos y emocionantes que quedarán en mi memoria para siempre.

Abrazos. JUAN.

Permalink Dejar un comentario

Nos vamos

mayo 8, 2010 at 8:45 am (Uncategorized)

Son las cuatro y diez de la manhana. Acabamos de llegar de la fiesta popular por el cumpleanhos de Andy Montanhés, en el barrio de Trestalleres, con un gentío bailando bajo el aguacero tropical. En media hora nos viene a recoger un taxi para ir al aeropuerto. A las ocho, si todo va bien, en Santo Domingo. Y a las cinco de la tarde cogemos el avión para Madrid. Entre medias debo cerrar un bisnes en la librería La Trinitaria.

Podéis calibrar la intensidad de estos tres días en San Juan por el hecho de que no hayamos tenido ni un momento para colgar algún post. Los tres conciertos han sido excelentes, con todos los aderezos necesarios de comunión con el público, temas nuevos, improvisaciones repentinas (el Himno a Trujillo en saeta cantada por Chuchi, Mónica haciendo el Olas y arenas de Silvia con la guitarrista Nélida Cortés, etc.), y mucho éxito. En Ballajá fue un poco más difícil, pero en la Fundación Nacional para la Cultura Popular fue delicioso, un sitio perfecto para nuestra función.

De lo demás, poco que contar: bastante playita con pinha colada y cervecita, comida en casa de Virginia un día y el otro en La Casita blanca, excelente restaurante criollo, la guía de Óscar como el anho pasado, el encuentro con Vanessa y Andrés y otros amigos (Judith, Magaly, Consuelo Corretjer, Gladys, Ivette, Carmen, y tantos otros). Las dos horas que pasamos hablando de Julia  en la Radio Huelga mientras radiaban la manifestación de ayer, y Mónica cantaba a capela y con play back, yo recitaba el Somos punhos cerrados y oíamos hasta siete temas de los discos de Julia y Mir. Y la gente chateaba echándonos flores, más que nada a Mónica, que encontró un admirador en Virginia, al que llamó luego por teléfono, y al buen hombre no le salían las palabras de la emoción. Lo pasamos de maravilla con los chavales que ocupan la Iupi ya desde hace quince días. Quedamos orgullosos de haber puesto nuestro granito de arena en su lucha.

También ha sido increíble el haberme encontrado con mi familia boricua. El miércoles, a pocos minutos de empezar el concierto, se me acerca un senhor y me dice: quién es Ordunha. Yo soy. Pues somos parientes. Pensé en un pariente lejano, pero pronto descubrí, para pasmo mío, que Carlos de Ordunha Barrero era primo de mi madre, hijo de un hermano de mi abuelo. Lleva en Puerto Rico desde 1955. Ni yo ni mis hermanas habíamos oído hablar de él. Tiene hijos, nietos y un bisnieto boricuas. Hoy hablé con mi prima boricua, Mari Ángeles de Ordunha de Casinave. Toma ya. Y tres generaciones de Ordunhas puertorriquenhos. Así que yo también soy ahora un poco más boricua.

Nada más. Volvemos a casa llenos de experiencias, momentos, carinhos, dificultades superadas, conversaciones, encuentros… Volverán nuestros cuerpos y nuestras almas tardarán unos días en seguirles. Ha sido intensísimo y agotador, pero tan enriquecedor humana e intelectualmente que es difícil darlo a entender en estas pocas palabras.

Abrazos. JUAN.

Permalink 1 comentario

RECOMPOSICIÓN DE LUGAR

mayo 6, 2010 at 2:30 pm (Uncategorized)

Hace días que no tengo ocasión de sentarme a escribir. Como sabéis, he pasado un tiempo retirado en la prudencia de mi celda meditando la fragilidad de la condición humana, pero el concierto con los Bonyé me devolvió a la plenitud de la vida. Sé que estáis puntualmente informados, así que intentaré aportar lo que pueda ser medianamente nuevo.

Una de las conclusiones que he sacado es que Pedro Mir, extraordinario poeta, era tamién un dominicano extraordinario. Hay una palabra que le es muy querida, y es “precisamente”, esto es, con precisión. Exactitud, pulcritud, meticulosidad unidas a una gran vocación de trabajo y divulgación. Ojalá que su ejemplo siga vivo en la memoria del pueblo dominicano, que tiene que estar alerta en la lucha para seguir mereciendo un poeta de su calibre.

Muchísimas gracias y recuerdos para Donya Carmina, su viuda, persona maravillosa, y para Ana, que además de regalarnos el amplio abanico de su sonrisa nos sirvió de rompeolas contra el duro embate del oleaje de la feria (del libro).

Ya habéis disfrutado de la prosa de Santiago López Navia. Los más avisados, también de su poesía. Pues baste que consideréis que su habilidad y amenidad como conferenciante raya a la misma altura. En realidad el valor de su escritura, visto como diserta, pierde mérito, por cuanto su discurso hablado puede ser directamente transcrito a la escritura sin ningún cambio ni enojosas correcciones. vaya, que a él le cuesta menos que al resto de los mortales. Mérito suyo fue el que en el maremágnum de aquél pabellón hubiera un discurso cuerdo, ameno, profundo y verdaderamente efectivo. Soy testigo de cómo llenó el recinto y sobre todo de cómo mantuvo en sus asientos al respetable. Lástima que las obligaciones propias de sus cargos no permitieran acudir ni un día a las autoridades responsables de nuestra estancia en dominicana, pero seguro que habrá ocasiones más adelante.

Lo de los Bonyé fue algo milagroso. Os aseguro que literalmente ahí me curé de todos mis males. Qué gente más abierta, dispuesta a colaborar, entranyable. Nos pusieron al público a sus pies y nos dieron la mayor alegría musical del viaje. Hay video, es memorable. Sabéis que, además de “”Yo quise ser”, que por fin tuvo oportunidad de realmente Ser, tocamos  la Glosa de Lorenzo, letra de Cervantes, música de Alfaya y arreglo de un servidor. Pues imaginaros la cara de los cantantes cuando, entre los aplausos de ese primer tema, les pido que participen en los coros, y les canto la letra (recordad que estamos en el escenario, y ante mil y pico bailongos):  “si mi fue / tornase a es / sin esperar más será” (hasta aquí ponían buena cara) “o viniese el tiempo ya /de lo que será después” (cierta perplejidad). Ale, a por ello! Suerte que Mónica la tenía escrita, y que a mí el guitarrista me sujetaba un micro para yo también corear (eran así de majos, buena gente de verdad), y suerte también que la música de Alfaya está tan bien puesta, que no se sabe cómo uno se pone a corearlo, y ellos mejor que nadie. Lo dicho, al video.

Ayer miércoles por fin llegamos a Puerto Rico, que ha sido nuestra ilusión desde que empezamos el viaje. Sigue siendo la isla del encanto, en el concierto nos sentimos completamente arropados por el amor que los borincanos profesan por la poesía, la música, por su Julia de Burgos y por los humildes espanyolitos que la musicamos. Lo único malo fue que, a la ausencia de Alfaya y de Ainhoa le sumamos esta vez la de María Fajardo y su canción “Ven”. María es ya segunda generación de La Discreta, hija de Fernando y Mar, y a instancias de ellos y guiada por la sabia mano de Noemí y Juan, ha compuesto una canción sobre ese poema de Julia de Burgos. Lo hemos estado haciendo en dominicana, pero ya se volvió la ninya -tiene la edad de mi hija- a casa (Costa Rica). Os dejo el enlace de youtube para que veáis cómo canta y lo bien que está compuesto el tema. http://www.youtube.com/watch?v=TeoGpDMehUc 

La letra es esta:

VEN

Silénciame…

Soy flauta de vida maltratada

y quiero ser silencio.

Aquiétame…

Soy ráfaga que todo lo voltea

y quiero ser quietud.

Despiértame…

Soy suenyo de náyade ilusoria

y quiero ser verdad.

Silénciame…

Aquiétame…

Despiértame…

!Oh amado!

Y encontrarás en mí

la luz de todo lo ideal.

Ale, me voy a la playa que hoy también hay concierto….

Pedro

Permalink 4 comentarios

CRÓNICAS DEL CARIBE IV

mayo 4, 2010 at 1:17 pm (Uncategorized)

En Samaná, destino de descanso de nuestros afamados discretos, y desde un hotelito acogedor a pie de playa (y qué playa…) con una debilísima conexión a Internet, la troupe se relaja después del ajetreado e intenso día de ayer. La otra troupe -la de trápalas- también se toma hoy un respiro en esa infalible táctica para establecer contactos que ha venido desarrollando en los últimos días (a golpe de buen rollo y abanico, bailongos interminables y un ron detrás de otro) y que culminaron anoche en el escenario compartido con los Bonyé.

Los tres implicados directos en el momento “tarima”, aún no han podido articular palabra después de lo sucedido. Chuchi estalló en llorera incontenible y en agradecimientos sin fin a sus colegas dominicanos. A Pedro se le pasaron milagrosamente todos sus meneos intestinales hasta el punto de animarse a celebrar el éxito añadiendo ron a su dieta blanda. Y Mónica todavía se está abanicando pues además de unirse al combo tocando la gûira, después de haber cantado, al final fue invitada nuevamente al escenario para hacerle coros al vozarrón Néstor Sánchez en “Lágrimas Negras”. Vamos, que sudó a base de bien la camiseta (literalmente).

Finalizada la gira dominicana, el próximo miércoles volarán a Puerto Rico para continuar su exitoso recorrido donde, según nuestras informaciones, parece que el amigo Óscar ya tiene todo dispuesto para recibir y encargarse una vez más de la transportación de las estrellas por la isla del encanto.

Desde el Caribe para LaDiscreta News, les informó Conchita Pérez.

Permalink 5 comentarios

LA MÁS GRANDE OCASIÓN QUE VIERON LOS SIGLOS

mayo 3, 2010 at 12:07 pm (Uncategorized)

Tengo que ser muy rápido, pues salimos para la parte norte de la isla, la península de Samaná, a pasar dos días de muy merecido descanso. Pero no quiero marcharme sin dejar aquí constancia de lo que pasó ayer. Blas, que prefiere quedarse por la ciudad, se encargará de ir subiendo fotos y vídeo que confirmen lo que os voy a contar y den mejor idea que mis pobres palabras de lo acontecido.

Porque no es fácil reflejar con palabras la sensación de 2000 personas bailando un poema de Cervantes: Santo Domingo baila a Cervantes, titularemos el vídeo en youtube. El Manco, por fin, pasó a las Indias. Decenas de parejas bailando sinuosamente el “Si mi fue volviese a es” del maestro Alfaya, con Mónica disfrutando salvajemente, y la Troupe apoyada por toda la sección de percusión de los Bonyé sonando como un combo caribeño de los de verdad. Previamente, el “Yo quise ser de Noemi” había levantadoun coro de admiración, mientras los Bonyé se miraban complacidos.

Fue el momento álgido de un día emocionante. Por la mañana, Fer y yo fuimos capaces de orientarnos con el coche por la ciudad como si fuésemos experimentados conductores de concho, lo que nos llenó de mucho orgullo. Cuando devolvíamos el coche cayó una chupa de agua como yo no había visto en mi vida. Mientras tanto, Pedro, Mónica, Chuchi y Blas participaron en un programa de radio divertidísimo, en el que alrededor de una mesa llena de vino y cosas de picar se charlaba y cantaba como si se estuviese en un sarao. Era el programa de Caludio Coen, quien ya en los 70 había musicado poemas de Mir con ritmos autóctonos. Llamó Xaqueline desde Madrid, donde oía el programa por internet.

Luego fuimos a la “picaerita” en casa de Doña Carmina. Caramba con la picaerita: un verdadero banquete fue eso. ¡Qué de cosas deliciosas! ¡Y qué bien lo pasamos y que entrañable fue todo! Pedro Julio Mir, el nieto de Don Pedro que se llama exactamente como su abuelo, nos recitó “Hay un país en el mundo”, y grabamos un vídeo a Doña Carmina en el que nos hablaba de su marido y de sus andanzas por el mundo. Todo un documento que editaremos para la web.

Luego dimos nuestro último concierto en la follonera Feria del Libro. Y, a pesar del ruido y el cansancio acumulado, y del mal de Guanacabo que aquejaba a Pedro desde el día anterior, salimos mucho más que cumplidamente del trance, recibiendo las felicitaciones y parabienes de todos los asistentes, que no eran poquísimos. Doña Carmina, Ana Antonia, Fermín Cruz, Yanela, y el resto de amigos dominicanos salieron más que contentos del evento.

Y corriendo que nos fuimos para el maravilloso sitio donde los Bonyé dan su concierto semanal. Una coordinación perfecta, milagrosa en estas tierras, por parte de Blas, que se superó en sus funciones de road manager. Las ruinas de San Francisco son el sitio perfecto para una marcha salsera sandunguera sabrosona. ¡Jodé, qué ambientazo! Dos mil personas bailando sin parar. Y cómo sonaban los cabronazos de los Bonyé. Imposible reflejaros lo que fue aquello.

Sólo puedo decir que cuando Mónica, Pedro y Chuchi se subieron al escenario con la sección de percu de los Bonyé, y con los coros de Néstor Sánchez (¡qué voz!) y los otros cantantes repitiendo con Mónica “si mi fue tornase a es”, tuve la seguridad de que La Discreta había alcanzado una de sus cimas y que la ocasión merecía un soneto laudatorio de nuestro señor El Conde, en el que ponderé como se debe la hazaña de hacer bailar un poema de Cervantes (y otro de Julia) a todo aquel gentío marchoso. ¡Fue una satisfacción extraordinaria ver disfrutar a Mónica (por fin pudo gritar aquello de “Buenas noches, Santo Domingo”), la cara de éxtasis de Chuchi tocando con aquellos timbaleros y congeros inigualables, y a Pedro que se le pasó milagrosamente la cagalera! Momentos, como digo, imposibles de recoger en palabras.

Luego la noche continuó entre tragos de ron, hermanamiento exaltado con los Bonyé y su troupe, y bailes por las calles de la ciudad colonial.

Permalink 4 comentarios

Next page »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.